Bicicletas de piñón fijo, una moda cara y poco práctica

Las bicicletas de piñón fijo se han escapado de los velódromos para inundar las calles de París, de Milán, Londres, Madrid o Nueva York. Está nueva moda es lo último en transporte ecológico y urbano. Tras su aparente glamour y estatus hay otros elementos que vamos a desgranar en blogregalos.com.

Bonita y poco práctiva Fixie de piñón fijo. Una bicicleta para expertos.
Bonita y poco práctiva Fixie de piñón fijo. Una bicicleta para expertos.

La moda de las fixies tiene menos de un año y está revolucionando, al menos temporalmente, el uso de las bicicletas. Tras las BTT, o bicicletas de montaña, llegó la moda vintage o retro que valoraba los modelos antiguos, poco prácticos pero supuestamente provistos de la esencia de la bicicleta. La última vuelta de tuerca han sido las ya citadas fixies. Fixie significa piñón fijo, es decir la rueda trasera y su piñón giran al unísono y están conectados al plato y los pedales. No hay cambios y las piernas giran también mientras giran las ruedas. Los frenos son opcionales ya que su utilidad es limitada.

Ustedes dirán que cual es la utilidad de estos aparatos. Desde blogregalos.com nos hacemos la misma pregunta, sobre todo teniendo en cuenta que estás bicis abundan en espacios urbanos donde frenar es absolutamente necesarios. El freno cuando existe es único y se sitúa en el manillar, en el centro del mismo, con lo que su uso, inútil, es complicado. Pero todo esto no impide que sean uno de los regalos más comunes en las grandes ciudades europeas y de América.

Con las retrobicis fixies deberemos pedalear constantemente y la única manera de reducir la velocidad es el uso del freno motor, es decir reduciendo la cadencia de pedaleo reduciremos la velocidad. Sus defensores destacan la utilidad para hacer ejercicio, lo cual es innegables, pero un poco capcioso. La retórica vintage habla de sensaciones fuertes y puras, se dice que se siente el asfalto y que la fixie desarrolla la fuerza del ciclista. En todo caso recomendamos su uso, únicamente a los ciclistas avezados, de lo contrario lo que se puede sentir es el asfalto en nuestro cuerpo al caer. Por ello piénselo dos veces antes de regalar una bicicleta de piñón fijo.

Lo que no es demasiado vintage ni retro es el precio de estás bicis tan limitadas en sus prestaciones, son caras, y muy caras. En definitiva pensamos que sólo es una moda, o en todo caso que este tipo de bicicletas están reservadas a un público muy particular y bastante reducido.

Pro Peso limitado, línea retro. Estéticamente bellas. Contra Dificultad de uso. Peligrosidad por la ausencia de frenos y cambios. Precio alto.

A continuación un video que muestra estas bellas bicicletas, tan bonitas como inútiles, aunque eso último deben decidirlo ustedes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *