Regalos de San Valentín: Un día de película

Un San Valentín de película sería asi:

Por la mañana: Que mejor regalo de San Valentín que despertarse y ver que tu pareja te ha prepado un delicioso desayuno y que ademas te lo ha acercado a la cama con un rosa entre sus dientes (hechadle un poco de imaginacíon para entrar en situación).

En el trabajo: Por mucho San Valentín que sea (aunque este año caiga en Sábado) ir a trabajar siempre cuesta, pero si llegas a tu mesa de trabajo y te encuentras con un ramo de rosas rojas junto a un poema (de vuestra propia cosecha, nada de buscar por internet) seguro que animáis el día a vuestra pareja.

En la comida: Llevadla a un restaurante elegante y caro, y como es San Valentín es recomendable ir acompañado de (un detallito, otro regalo) un osito de peluche.

Después del trabajo: Para continuar con el día romantico se debe ir a pasear (de la mano) por un parque lleno de árboles y con un lago en el centro, a la cita se debe acudir con una caja de bombones (los bombones nunca deben faltar en un dia como este). En este punto del dia ya debes de ser el principe azul de sus sueños, asi que ya solo nos falta rematar la faena, con la cena.

En la cena: Se debe organizar una cena romántica en un restaurante elegante con velitas en la mesa en la que sirvan sorbete de limon con champan de postre (dicen que es afrodisíaco), esta vez no es necesario acudir con un regalo, seria excesivo.

Para finalizar el día: Hay que ir a pasar la noche a un hotel de 5 estrellas en el cual haya suites especiales para el día de san Valentín (cama redonda, con un caminito petalos hasta la cama, ramos de flores por todas partes, una bañera hidromasaje …). Todo lo que ocurra en la habitación es cosa de cada uno, echadle imaginación.

P.D: Todo esto que relatamos solo pasa en las películas, pero ha llegado a nuestro oídos que a veces se puede hacer realidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *