Regalar Ideas originales.
Icono RSS Icono E-mail
  • Colores

    A la hora de comprar flores, debemos tener muy en cuenta el color de las mismas, ya que los colores provocan ciertas actitudes y emociones que afectan a lo más profundo de la psique humana.

    -Las flores rojas, particularmente si se trata de una rosa, tienen un significado preciso: amor caliente. El color rojo es símbolo de atención, levanta el ánimo y por lo mismo se considera un color apasionado. Para la Navidad, la tradición quiere que la elección caiga en el color rojo: todo lo que se encuentra de este color lleva alegría.

    -Cuidado en regalar una flor amarilla a la novia, porque es símbolo de engaño. El amarillo, por su parte, es un color brillante, alegre y que estimula la memoria. Es el color evocador del verano y del sol, con lo cual, cuando se está triste o se añora el verano, la presencia del narciso, de la begonia, o de la orquídea pueden ayudar a levantar el ánimo. La flor amarilla es símbolo de amistad.

    -El blanco, generalmente, está reservado a las esposas o a ceremonias como bautismos, comuniones o confirmaciones, y es siempre un color elegante. Es símbolo de la pureza. Este color se asocia con la limpieza y también con tiempos futuros. Para simbolizar estos valores, nada mejor que decantarnos por el lirio oriental, el lirio del valle, el lirio de la paz o la gardenia.

    El azul es un color fresco, relajante. Es el color del cielo y el mar pero también del lirio del Nilo.

    El rosa, color femenino por excelencia, calma los nervios, por lo que, el clavel de la fragancia, el lirio o la azalea resultan regalos muy adecuados para personas nerviosas.

    El púrpura es dramático, ostentoso e inusual. Es el color más usado entre los abogados, los clérigos y los psiquiatras; con lo que, no sería mal regalo para éstos, la liantris, o la violeta africana.

    Por último, está el verde, el color de la naturaleza y símbolo de la ecología. Es idóneo para mitigar tensiones y relajarse. Éste es el color de las hiedras, las palmas, y todo tipo de follajes.

    Otros ejemplos: la margarita blanca simboliza inocencia y pureza, por lo que está relacionada con la niñez; la gardenia significa alegría; la flor de azahar, castidad; el tulipán, amor desesperado si es de color amarillo y una sutil declaración de amor si es rojo; el clavel significa distinción y nobleza, y el lirio, inocencia, pureza y alegría.